Omeprazol

El Omeprazol trata el reflujo gastrico y la acidez estomacal y una posible lesión del esófago.
También se utiliza para tratar afecciones que hace que el estómago produzca demasiado ácido, también para tratar úlceras.

Los posibles efectos nocivos por consumo excesivo de Omeprazol

Generalmente frente a cuadros de acidez o simplemente malestares estomacales solemos automedicarnos y recurrir al omeprazol por sus conocidos beneficios en el alivio de estas incomodidades. Pero desconocemos que el exceso de este fármaco podría perjudicar nuestra salud.

Hace algún tiempo la Agencia de Medicamentos de los Estados Unidos, FDA, emitió una alerta sanitaria para revisar los folletos que acompañan a los medicamentos inhibidores de la bomba de protones (IBP), es decir, aquellos que actúan disminuyendo la cantidad de ácido en el estómago, como: Esomeprazol, Lanzoprasol, Pantoprazol, Rabeprazol y el conocido

La hipótesis que se maneja es que el cambio en la acidez del estómago y del intestino producida por el omeprazol podría disminuir la absorción de calcio en el organismo y como consecuencia el tejido óseo no recibiría el aporte fundamental que requiere para su constitución, lo que provocaría el debilitamiento de los huesos y, probable y eventualmente, fracturas oseas.

Frente a estos antecedentes se debe que actuar con precaución. No es recomendable suspender tratamientos, pero sí tener en cuenta que el consumo de omeprazol en altas dosis y en periodos prolongados causó efectos secundarios, como fracturas, a algunos pacientes sometidos a estudios. Por tanto, las personas mayores de 50 años y en particular las mujeres requieren adoptar mayores cuidados.

El periódico “EL MUNDO” citó en http://www.elmundo.es/salud/2013/12/10/52a73e9761fd3ddb698b4590.html:

El peligro de abusar del omeprazol
Tomar diariamente y durante dos o más años antiácidos se vincula con un déficit vitamínico
Si no se tratan los niveles bajos de esta vitamina, puede generar daño neurológico
Los síntomas iniciales de este problema son vagos como la debilidad o el cansancio

Recomendaciones:
Solicitar supervisión médica antes de ingerir cualquier fármaco.
Acompañar la ingesta de omeprazol entre comidas.
Leer las instrucciones antes de consumir un medicamento para informarse de todas sus propiedades y contraindicaciones.
Consumir fármacos con precaución y en los momentos adecuados, ya que en general contienen drogas o principios activos que siempre provocarán efectos secundarios.
Adquirir conciencia respecto del uso indiscriminado de medicamentos.

El consejo de salud prohibida, cambiar tus medicamentos por una vida sana basada en la buena alimentación y el deporte.